Nosso Blog é melhor visualizado no navegador Mozilla Firefox.

Pesquisar este blog

Carregando...

Total de visualizações de página

Google+ Followers

Perfil

Rio de Janeiro, RJ, Brazil
Cláudia Andréa Prata Ferreira é Professora Doutora - Categoria: Associado III - do Setor de Língua e Literatura Hebraicas do Departamento de Letras Orientais e Eslavas da Faculdade de Letras da UFRJ.

Translate

Seguidores

quinta-feira, 30 de julho de 2009

El Decálogo: el código básico de Israel

Aurora (30/07/2009): El Decálogo: el código básico de Israel: La porción de la Torá de la presente semana (parashá Vaetjanán [Deuteronomio 3:23-7:11]) nos cuenta, que al comienzo del segundo discurso (5:1-11:32) pronunciado ``al otro lado del Jordán'' para introducir el gran código deuteronómico (12:1-26:15, 26:16-28:68), Moisés recapituló la historia pasada de Israel, remontándose hasta la teofanía del Horeb/Sinaí y al Decálogo (5:2-31). Según esta versión deuteronomista de los hechos, Yahveh le habría revelado a Israel sólo los ``Diez Mandamientos'' en el Sinaí, mientras que el resto de las leyes habrían sido entregadas al pueblo hebreo por medio de Moisés en las estepas de Moab. (Nota: De acuerdo al libro de Éxodo, Moisés ``refirió al pueblo todas las palabras de Yahveh y todas las normas'' [24:3] en el monte Sinaí, sugiriendo que junto con el Decálogo, también las otras leyes les habrían sido otorgadas a Israel en ese mismo lugar sagrado. La fuente sacerdotal, por su parte, asumió una posición intermedia: Moisés habría recibido en el Sinaí no sólo el Decálogo sino también otras ordenanzas como las referidas al Tabernáculo y los sacrificios [Éxodo 25-29; Levítico 1-7] o las leyes sobre el año sabático y el jubileo [Levítico 25], pero con todo eso las leyes las entregó en las estepas de Moab, principalmente aquellas referidas a la conquista de la tierra y su división [Números 33:50-56; 35:1-8; 36]). (Nota: Para detalles, ver El mundo de la Biblia: Deuteronomio [Tel Aviv, 1999] p. 73).


En la antigüedad, la mayoría de los intérpretes entendieron que Dios le habría revelado a Israel el Decálogo en su totalidad. Como decía Flavio Josefo (siglo I e.c.): ``Todos oyeron una voz que les llegaba de arriba, de tal modo que no se les escapó ni una sola de las palabras [...] La multitud se regocijó al oír a Dios mismo dar los preceptos de los cuales les había hablado Moisés, y la congregación se disolvió'' (Antigüedades Judías III, v, iv-vi; en: Obras Completas de Flavio Josefo [Buenos Aires: Acervo Cultural/ Editores, 1961] págs. 189-190). Sin embargo, otros estudiosos concluyeron que sólo los dos primeros mandamientos habrían sido oídos por el pueblo directamente de la boca de Dios mismo, mientras que el resto de los mismos habrían sido comunicados a Israel por Moisés. Como lo afirmaba Rabí Josué: ``Los israelitas oyeron solamente dos mandamientos: Yo soy Yahveh tu Dios ... y No habrá para ti otros dioses delante de mí'' (Cantar de los Cantares Rabba 1:2 [traducción mía]). Según J. Kugel, esta conclusión se habría debido al fenómeno literario, que después del uso de la primera persona en los dos primeros mandamientos (``Yo, Yahveh, soy tu Dios...''; ``No habrá para ti otros dioses delante de mí...''), el texto utiliza a partir de aquí en adelante la tercera persona para referirse a Dios (¿No tomarás en falso el nombre de Yahveh, tu Dios; porque Yahveh no dejará...''). (Nota: Para más detalles, ver The Bible as It Was [Cambridge, Ma./London, England: The Belknap Press of Harvard University Press, 20004] págs. 376-377). >>> Leia mais, clique aqui.

Nenhum comentário: